"El maestro de niños debe ser sabio, ilustrado, filósofo y comunicativo, porque su oficio es formar hombres para la sociedad". Simón Rodríguez

Revista ARAWANEY N° 14 La Escuela Necesaria

La Escuela Pertinente en tiempos de guerra económica, con los aportes de las maestras aragueñas del hilo histórico, esperamos que estas reflexiones permitan abrir el debate sobre la educación necesaria para nuestra Patria.

Revista ARAWANEY N° 13 Conuco Escolar

Homenaje al principal promotor y creador del programa todas las manos a la Siembra el maestro Carlos Lanz.

Revista ARAWANEY N° 12 Deporte y Recreación

Esperamos que estas reflexiones permitan abrir el debate sobre la educación necesaria para nuestra Patria.

Revista ARAWANEY N° 11 Educación Inicial

Centrada en el tema educación inicial y PNFA de inicial, con los aportes de los maestros y las maestras aragueñas.

Revista ARAWANEY N° 10 ,Educación Ambiental y Ecosocialismo

Centrada en el tema educación ambiental y ecosocialismo, con los aportes de los maestros y las maestras aragueñas.

martes, 31 de enero de 2017

El Niño Ezequiel



El Centro Regional de Investigación y Formación del Magisterio Aragueño Crifpma, se complace en presentar  el cuadernillo titutalo "El Niño Ezequiel", escrito por el Profesor Jesús Lapenta.
Un relato historico que no puede dejar de leer.


Descargue el cuadernillo aquí:

https://drive.google.com/open?id=0ByLIBIm2b21ZbjhmSm52Z3c0TTA

domingo, 29 de enero de 2017

Revista ARAWANEY edición N° 5





El Centro Regional de Investigación y Formación del Magisterio Aragueño se complace en presentar la quinta edición de su revista ARAWANEY, centrada en el Programa Micromisión Simón Rodriguez, con los aportes de los maestros y las maestras aragueñas, ademas contamos con la participación especial de la Profesora Noemí Frías Durán, esperamos que estas reflexiones permitan abrir el debate sobre la educación necesaria para nuestra Patria.





Descargue la revista aquí:





viernes, 20 de enero de 2017

La pedagogía de la comunicación, de Mario Kaplún


Esta lectura fresca, amena necesaria, nos presenta un enfoque de educación desde el entendímiento  de aprender a comunicar.Como dice el autor las fallas no vienen en su mayoría por carencias tecnicas como por comunicación. Al reflexionar el mensaje pude observar la verdad que encierra, sino afinamos la comunicacion efectiva estaremos girando buscando nuevas técnicas...

 

Profesora:

Amalia Borges.

Equipo Crifpma

 

Los  invito a leerlo a traves del siguiente link: 

LIBRO: UNA PEDAGOGIA DE LA COMUNICACIÓN 

 

 

Mario Kaplún

Pedagogo Uruguayo de la educomunicación popular
1923-1998

lunes, 16 de enero de 2017

Batalla de Santa Ines


Para finales del año 1859, la oligarquía venezolana, se preparaba militarmente para enfrentar al ejército revolucionario federal, conducido por el Generalísimo Ezequiel Zamora su objetivo: la toma del Estado Federal de Barinas, territorio emblemático de la revolución y donde se avanzaba exitosamente a la ejecución del programa democrático-liberal, por la vía constituyente, reivindicando el poder popular.

Desde esta perspectiva, Zamora como soldado-pueblo, diseña un plan militar que permita golpear al ejército centralista o “Godo” y con ello sacudir políticamente al bloque de dominación, nucleados en torno a la burguesía comercial, los grandes terratenientes y los militares-hacendados, es la confrontación histórica entre las clases populares contra sus explotadores, así lo visualizaba el General del pueblo soberano, a diferencia de otros líderes de la federación, que solo aspiraban cambios en la relación política y no en la relación de poder económico-social.

El ejército centralista, avanzaba organizado en tres divisiones con aproximadamente 7500 combatientes. Zamora con claridad geohistórica, conocedor del territorio, diseña en torno al pueblo de Santa Inés y su área de influencia, el teatro de operaciones para esta Batalla Crucial. Para ello organiza cuatro líneas defensoras, desde el sitio de “Las Palmas” hasta Santa Inés a través del sistema de once trincheras, en forma de trapecio. La idea es defensa y contraataque, con el llamado movimiento retrogrado o retardatriz, previamente hay ataques menores de degaste, ejecutados por los coroneles zamoristas Jesús María Hernández y León Colina, lo cual le da confianza a los centralistas para su avance militar y con ello se va ejecutar la estrategia de guerra diseñada por Zamora, pues el 10 de diciembre, llegan a “Las Palmas” y se enfrentan a la primera línea defensiva de los federales (sitio de Trapiche), para avanzar a la segunda línea defensiva (sitio del Canei), pero con la consecuencia de grandes bajas entre heridos y muertos, con lo cual se cumple el brillante Plan de Zamora. Al llegar a la tercera línea defensiva, los centralistas tenían destruido su primeras y segunda división. Habían perdido al famoso coronel de ingenieros Antonio Jelambi y la lucha continua con rasgos de heroísmo de ambos lados, Zamora pasa a la ofensiva con fuego circular y ataque de caballería, para los defensores del gobierno oligarca, fue su destrucción, no llegaron al pueblo de Santa Inés y emprendieron retirada hacia la provincia de Mérida, los revolucionarios los persigue y en el camino se dan cinco combates que se tradujo en el remate derrotista para el ejército centralista de occidente, son las acciones de Bostero Maporal, Barinas el Corozo y Curbatí, sobrevivieron menos de 500 soldados la victoria de Santa Inés fue total; con este triunfo, se despeja el camino para la toma de Caracas, queda pendiente el paso por la encrucijada de San Carlos (Cojedes) donde la bala de la traición asesina al líder de la federación y con ello desaparece los ideales de justicia agraria y social para los oprimidos de Venezuela.

Con la muerte de Zamora el ala reformista de la federación, se impone sobre el ala revolucionaria, vendrán tres años más de guerra, que culminará con el Tratado de Coche (1863), en la que se concretan cambios políticos en la conducción de la república pero no en su estructura económica ni social. Habría que esperar 153 años, en los que la emergencia del liderazgo Hugo Rafael Chávez Frías, se atrevería a sacudir el orden histórico de las oligarquías, reivindicando el proyecto popular y latinoamericanista de Simón Bolívar y el de justicia agraria de Ezequiel Zamora. La muerte prematura del general del pueblo soberano, nos enseña la importancia de la necesidad de la dirección colectiva en la conducción de la revolución. Hoy reivindicamos la insurrección campesina y antiesclavista de 1846 y la segunda insurrección campesina de 1859, en la que Ezequiel Zamora Correa se inmortaliza en el alma popular de todos los tiempos.

¡Honor a quien Honor Merece!

Prof. Antonio Cabanillas Yépez
Belpre55@yahoo.es
(0414)494.62.36